21 Nov: La presentación de María en el Templo

21 Nov: La presentación de María en el Templo

Por el Padre Marie-Dominique Philippe

Para responder a la predilección del amor del Padre que la ha querido completamente Inmaculada, María se presenta a Él consagrándose a Él para dejarse atraer totalmente. En su fe y en su esperanza, totalmente transformadas por el amor, comprende que sólo  puede cooperar con Dios entregándose totalmente a Él. Esta consagración de amor se realiza en un abandono total. El corazón de María se entrega a su Dios, a su Padre, bajo la única dependencia del Espíritu Santo. A través de ésta, llega a ser  el secreto del Padre.

Por esta primer iniciativa personal que la Tradición ha guardado, María es el modelo de la consagración monástica, ya que cualquier consagración monástica debe ser una conversión total de todo el ser hacia Dios, una salida de sí mismo hacia el encuentro de aquél que nos atrae y nos llama. Entonces, cualquier consagración monástica debe poner el alma y el corazón del monje en un abandono total. Es un secreto de amor vivido con su Dios, para estar totalmente a su servicio. Esta consagración debe renovarse e interiorizarse constantemente a través de la adoración en espíritu y en verdad. Debemos captar en María este vínculo entre consagración, adoración y abandono. ¿Acaso no es el fundamento de toda nuestra vida cristiana?

 

Publicités