Preguntas más frecuentes

Aquí encontrarán una serie de preguntas y respuestas frecuentes. Si no encuentran aquí respuestas a las preguntas que hacen, los invitamos a enviárnoslas con el formulario de contacto.

1. ¿Cuáles son las principales razones que ocasionarlos la crisis?

La originalidad de este carisma y  las críticas que se hicieron pueden resumirse así:

–          Una acogida extensa de vocaciones: muchas “hermanas frágiles” dicen algunos.

–          Una vida contemplativa sin clausura: “no es normal, se deben de quedar en sus conventos”.

–          Una formación exigente: “demasiada filosofía, se desarrolla la inteligencia pero no el corazón”

Los hermanos y hermanas apostólicas ponen en duda el hecho de que hermana Alix sea reconocida como cofundadora.

El Prior general de los hermanos, quería constituir la familia San Juan como una entidad jurídica única (hasta entonces las tres ramas eran autónomas) en la que él
sería el moderador. Las hermanas contemplativas se opusieron a este proyecto, el padre Fundador había aconsejado: una autonomía de gobierno para cada rama.  El Cardenal Barbarin (Ordinario de la Congregación) estaba en favor a la idea del entonces Prior General, y junto con él, una minoría de hermanas (menos de 20) quienes querían regresar a un carisma más “tradicional”.

2. ¿Se puede considerar a hna Alix como fundadora?

La referencia a la fundadora figura en las Constituciones de la Hermanas Contemplativas en el art 173 §4. Las Constituciones fueron aprobadas por el Cardenal Barbarin el 3 de junio del 2004. En ellas se menciona a hermana Alix Parmentier como co-fundadora. Este hecho se confirma por el cardenal Barbarin el 27 de septiembre del 2009.

3. ¿Cuáles son las consecuencias del rescripto para las 150 hermanas de este Instituto?

Las hermanas se encuentran sin estatus canónico, sin cobertura social y sin seguridad financiera, y esto de un día para otro sin ningún aviso anterior. Son reducidas al estado laical .

4. ¿Por qué tantas hermanas se fueron a México?

Muchas de ellas pidieron ir a México en diciembre y enero del 2009, escogían alejarse. De hecho, ellas habían constatado nuevas orientaciones en la conducta de la comunidad y muy poco diálogo. Estaba muy heridas por los otros miembros de la comunidad que no las sostenían y que incluso alimentaban las calumnias.

Recordatorio de los hechos:

El 27 de diciembre del 09 Monseñor Raúl Vera López, Obispo de Saltillo, toma bajo su protección a 4 hermanas y a todas aquellas que así lo deseen. En enero del 2010, respondiendo a su petición, varias hermanas son autorizadas a dejar el Instituto, y se ponen bajo la protección de Monseñor Raúl Vera Lopez, Obispo de Saltillo, y rápidamente 100 hermanas más las siguen (consultar la carta de apoyo de Monseñor Raúl). El 28 de febrero del 2010, El Cardenal Rodé, frente a la amenaza de la división el Instituto, libera a las 4 hermanas exiliadas prometiendo una Asamblea de las profesas perpetuas, pidiendo a cambio que todas las hermanas regresen a la Congregación, y así lo hacen.

5. ¿Por qué el rescripto dice que las hermanas de San Juan y Santo Domingo desobedecieron?

Los motivos de la dicha desobediencia no son enunciados. La asociación está constituida canónicamente. Los obispos, al acoger a las hermanas, no reconocen ningún disfuncionamiento ni desobediencia de parte de las hermanas. Don Demetrio es incluso conocido por su perfecta fidelidad a Roma (consultar el testimonio del hermano Teófilo)

Recordatorio de los hechos:

En junio del 2012, 30 hermanas, al llegar al término de sus votos (por vencimiento) fundan una asociación, las “hermanas de san Juan y santo Domingo” en España ( Desde hace tres años  se les había impedido renovar sus votos y hacer profesión perpetua). Esta asociación fue creada con el apoyo de algunos obispos, bajo la dirección del Obispo Dom Demetrio, según el derecho canónico y con el acuerdo de Roma (consultar la carta de Don Demetrio y de Sor Gabriel a las familias). Las hermanas llegarán rápidamente al número de 150, siendo acogidas en una decena de diócesis, en el mundo entero.

Lo que dice el derecho canónico:

Can. 653 – § 1. La novicia puede libremente dejar el Instituto y la autoridad competente del instituto puede despedirla.

§ 2. Una vez el noviciado acabado, el novicio, si es juzgado ato, será admitido a la profesión ; si no, será despedido ; si permanece duda con respecto a su aptitud, el Superior mayor puede prolongar el tiempo de su aprobación según el derecho propio, pero esto, en un tiempo máximo de 6 meses.

Can. 657 – § 1. Una vez acabado el tiempo de la profesión emitida, el religioso que espontáneamente hace la petición y siendo juzgado apto, será admitido a la renovación de la profesión o de la profesión perpetua ; si no, será despedido.

Can. 595 – § 1. Es  el Obispo ordinario el que puede aprobar las constituciones y confirmar las modificaciones que han sido introducidas legítimamente, a excepción de las cosas en las que haya intervenido la sede apostólica. También es el Obispo el que trata las cuestiones mayores que involucran al instituto,  sobrepasando la autoridad interna, habiendo consultado a los Obispos diocesanos en el caso de que el instituto este expandido en varias diócesis.

Can. 579 – Los Obispos diocesanos, cada uno en su territorio, pueden erigir institutos de vida consagrada por decreto formal, a condición de que la sede apostólica haya sido consultado.

6. ¿Acaso el Padre Marie Dominique Philippe deseaba que los hermanos y las hermanas vivan de manera autónoma?

De hecho, al origen, tres comunidades con tres gobiernos autónomos fueron constituidas. Nunca fue propuesto que el superior general de los hermanos fuera superior de las hermanas. Los diferentes institutos fueron fundados en diferentes diócesis cuando el Padre Philippe vivía (en Lyon para las hermanas contemplativas, Autun para los hermanos y hermanas apostólicas) lo que implica que estaban vinculados a obispos ordinarios distintos. Esto implica pues una autonomía total de las tres congregaciones en el orden del gobierno. La herencia del Padre Philippe se perpetuó con modalidades diversas, y esto sin ir en contra del espíritu de familia.

7. ¿Un recurso canónico es un acto de desobediencia?

Can. 1417 – § 1 : « En razón del primado del Pontífice Romano, toda fiel puede libremente recurrir al juicio de la Santa Sede, o presentarle toda causa penal o contenciosa, esto a cualquier grado de jurisdicción y a cualquier momento del proceso”.

Las hermanas siendo fieles, pueden libremente presentar un recurso a la Santa Sede.

8. ¿Los padres y amigos tienen la legitimidad para defender a las hermanas ?

Can. 212 – § 1 : « Los fieles, conscientes de su propia responsabilidad, deben adherir por obediencia cristiana a lo que los Pastores sagrados, como representantes de Cristo, declaran en tanto que son maestros de la fe o en tanto que deciden siendo jefes de la Iglesia.

§ 2. Los fieles tienen la libertad de hacer conocer a los Pastores de la Iglesia sus necesidades, sobre todo espirituales, y sus deseos.

§ 3. Según el saber, la competencia  y el prestigio del que gozan, tienen el derecho e  incluso la obligación de dar a los Pastores sagrados su opinión con respecto algo que toca el bien de la Iglesia y de darlo a conocer a los otros fieles, quedando salvada la integridad de la fe y de la moral, la reverencia debida a los pastores, y teniendo en cuenta la utilidad común y la dignidad de las personas.

Este canon al mismo tiempo que recuerda el deber de obediencia hacia los pastores en su responsabilidad de enseñar y gobernar, invita a los fieles a ver lo que es legítimo en aquello que les es pedido, obedecer pues en un espíritu de colaboración, de iniciativa, haciendo incluso valer su opinión. Esta obediencia no excluye una libertar de expresión y de opinión púbica, sobre todo cuando la integridad de la fe y de la moral  no son puestas en peligro.

NB : La traducción de los artículos del canon no son la traducción oficial sino los del traductor de este escrito. Para una traducción más exacta, ver el texto integral del derecho canónico.

Publicités